Preocupa el avance del acoso escolar en el turno noche

Según la jueza de Paz de Oberá, las mujeres protagonizan la mayor parte de los casos, que ahora se dan dentro de los establecimientos
Oberá. La mayoría de los casos de bullyng o acoso escolar se registran en los colegios nocturnos y son protagonizados por mujeres, una tendencia que preocupa a las autoridades escolares locales.
En general, las discusiones y peleas se originan por temas pasionales o rencillas de barrio que culminan en la escuela. Al respecto, la jueza de Paz de esta localidad, Malena Brodsky, reconoció que “se dan muchos casos de bullyng, sobre todo en las nocturnas”.
Detalló que en la mayoría de los hechos de rencillas existe participación de mujeres, “hasta se podría decir que son las provocadoras y esto llama la atención, es importante corregir esto porque los chicos ven esto y tienden a repetirlo”.
Sobre las causas, indicó que la mayoría de los casos se originan por “cuestiones particulares de novios o porque son de distintos barrios”.
“Hace un año o dos los casos se registraban fuera del colegio, ahora son adentro de los establecimientos y es importante que los directores y docentes pongan en aviso a la Policía cuando detectan el hecho, porque si no, el caso puede terminar complicándose más”, alertó la jueza.

Tareas comunitarias
Por otra parte, la juez de Paz ponderó la implementación de tareas comunitarias en el caso de los menores que cometen faltas contravencionales, porque “no puedo cobrarles una multa porque la terminarían pagando los padres”.
Los contraventores cumplen sus sanciones con tareas comunitarias a favor de escuelas e instituciones intermedias.
Según el Código de Faltas de la Provincia, hay distintos tipos de sanciones que se pueden aplicar por los jueces de Paz: multas, arrestos, clausuras y también las penas sustitutivas, que consisten en trabajo comunitario, como ser asistencias, cursos educativos, tratamientos terapéuticos, entre otros.
“Cualquier tipo de medida que el juez crea conveniente para el aprendizaje de los jóvenes”, señaló Brodsky.
La magistrada se contactó con directores de entidades con el fin de que se acerquen al Juzgado o que envíen un oficio manifestando que necesitan personal, ya sea para cumplir tareas de portería, limpieza, pintura.
Así, cuando hay algún contraventor para aplicar una medida “veo qué sabe hacer y, según dónde vive, confirmo adónde mandarlo a hacer tareas comunitarias”, explicó la jueza. Además, se mostró contraria a los arrestos, “más en personas que estudian o trabajan. En esos casos opto por tareas comunitarias, y pueden ser de distintos tipos”. (Territoriodigital)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s